Gente que se mata previniendo el coronavirus

Desinfectantes coronavirus El envenamiento por ingerir productos de limpieza se ha disparado en EE.UU

Las “curas” alternativas para el coronavirus se esparcen como la propia peste. Ya hemos hablado de algunas de las más absurdas. Estas incluyen ingerir cloro, usar la mente, derribar antenas de 5G o ponerse imanes encima. También de la penosa rueda de prensa de Trump en la que proponía investigar tratamientos con inyecciones de desinfectante y potentes ráfagas de luz.

Las consecuencias han sido devastadoras. En EE.UU, al poco tiempo de las declaraciones de Trump, se reportaron cientos de casos de envenenamiento por ingesta de cloro o alcohol en gel. Trump intentó arreglar el desastre alegando que estaba siendo sarcástico. De ser cierto (que seguramente no), igualmente sería grave pues estamos en una situación muy delicada. Donald, las bromas mejor déjaselas a los comediantes.

También en Latinoamérica ha habido problemas. En República Dominicana se reportaron cientos de intoxicados por ingerir un alcohol de fabricación artesanal que supuestamente sirve para combatir el coronavirus. Un total de 109 personas murieron según el ministro de salud dominicano, Rafael Sánchez Cárdenas. Es más de la tercera parte de los 282 que han muerto de COVID-19 en ese país.

En México, la situación es menos dramática, aunque también preocupante. El especialista en homeopatía Felipe de Jesús Ruiz Espinosa ha ofrecido a la Secretaria de Salud un medicamento que supuestamente previene y combate los efectos del coronavirus. Recordemos que los medicamentos homeopáticos son, básicamente, agua con azúcar. Si algo pueden prevenir es una baja de azúcar. Más nada.